0800-15-170
Línea gratuita - Atención las 24 horas

MENUMENU
Inicio  /  Noticia Nacional   /   Demandamos al Ministerio de Vivienda y a Sedapal restituir el servicio de agua potable en San Juan de Lurigancho

Demandamos al Ministerio de Vivienda y a Sedapal restituir el servicio de agua potable en San Juan de Lurigancho

1:09 pm 22/01/2019

El Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, solicitó al Ministro de Defensa, José Huerta, que las Fuerzas Armadas brinden su apoyo permanente y decidido en el traslado del agua hacia las viviendas ubicadas en zonas periféricas y altas de San Juan de Lurigancho, durante los días que resulte indispensable bajo el estado de emergencia. Comisionados de la Defensoría del Pueblo han constatado que esta labor ya se viene impulsando con personal militar.

Así también la Defensoría del Pueblo demandó a Sedapal y al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento establecer una fecha fija de restitución del servicio, por el serio impacto que está generando en la calidad de vida y la salud pública de más de medio millón de personas de este distrito que ya llevan 11 días sin agua potable; y la insostenibilidad de la situación por las consecuencias económicas, sociales y emocionales en la población afectada.

El reiterado incumplimiento de los anuncios de restitución del servicio, emitidos por Sedapal y el portafolio de Vivienda, incrementa el malestar e indignación de la población, no sólo por la incertidumbre en el acceso sino también por las repercusiones en la salud emocional y el impacto en la economía familiar.

La Defensoría también advirtió que los 66 puntos de abastecimiento de agua habilitados por Sedapal no son suficientes para atender la demanda del distrito. Asimismo, precisó que la gratuidad del agua es relativa, por cuánto abastecerse en estas condiciones exige el desplazamiento a cada uno de los puntos, destinando entre 3 y 4 horas en la formación de largas filas para conseguir un poco de agua, además de otros costos asociados como la movilidad en mototaxis, triciclos y otros medios de trasporte para trasladar el agua, lo cual puede significar un gasto que varía entre los 4 y los 10 soles.

En este contexto, es preciso considerar que las mujeres y las niñas, por estar vinculadas a las tareas domésticas y de cuidado, se ven expuestas a situaciones de riesgo e inseguridad en la búsqueda y recojo del agua para sus hogares. Por ello, las instituciones encargadas de la distribución y abastecimiento del agua, en las circunstancias actuales que atraviesa el distrito de San Juan de Lurigancho, deben considerar esta circunstancia a fin de evitar que mujeres y niñas se vean impactadas en su integridad física, vida y salud.

Adicionalmente, esta crisis en el abastecimiento ha dado lugar a la aparición de un mercado paralelo de venta de agua, por intermedio de camiones cisterna que comercializan agua de dudosa calidad, y a través de personas que se dedican al acopio de importantes cantidades de agua en los puntos de abastecimiento y posterior venta a terceros, generando mayor caos en la distribución.

La Defensoría del Pueblo continuará realizando acciones de incidencia a efectos que la reciente Declaratoria de Estado de Emergencia en el distrito permita destinar los recursos económicos suficientes para resolver este grave problema y se respeten los derechos fundamentales de la ciudadanía afectada.

Nota de Prensa N° 019/OCII/DP/2019