Erradiquemos la violencia contra las mujeres en el Perú


Hoy, 25 de noviembre, se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, fecha que nos invita a reflexionar sobre esta grave situación que afecta a las mujeres de nuestro país. La violencia contra las mujeres es una de forma de discriminación que adopta diversas manifestaciones, como el acoso sexual callejero, la violencia psicológica, física, sexual, los feminicidios, entre otras.

Esta problemática merece especial atención, ya que somos el segundo país con la más alta tasa de feminicidios en América Latina y el Caribe, con 83 casos durante el 2013, según el último informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL). Mientras que, hasta octubre de este año, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables ha reportado 76 casos de feminicidio y 157 tentativas del mismo crimen, cifra que va en aumento.

En este contexto, según los primeros hallazgos de la Defensoría del Pueblo en la supervisión realizada a la atención de casos de violencia familiar contra mujeres en relación de pareja en el Callao, el 56% de las víctimas ─cuyas edades fluctúan entre los 18 y 45 años─ viven con su agresor.

¿Y qué tipo de protección reciben las mujeres que presentan una denuncia? Según lo hallado, sobre la base de la revisión de 190 informes policiales, en el 86% de casos la Policía Nacional no aplica medidas de protección inmediata a las víctimas, lo que las coloca en una situación de mayor riesgo y vulnerabilidad. Esta situación se agrava cuando las fiscalías disponen medidas de protección y el 68% de ellas no son cumplidas por la  Policía.

A pesar de estos datos, nuestro país cuenta con apenas 46 casas refugio para mujeres víctimas de violencia a nivel nacional, y solo 11 de ellas son administradas por el Estado.

Pero el problema no se ciñe solo a la violencia contra las mujeres en el ámbito familiar. El Séptimo Reporte de la Ley de Igualdad de Oportunidades, presentado por la Defensoría del Pueblo, revela que 7 de los 25 gobiernos regionales no cuentan con normas internas que sancionen el hostigamiento sexual en el ámbito laboral.

Ante este panorama, urge que el Estado incorpore acciones concretas en la prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres, asignando presupuestos específicos para garantizar políticas públicas integrales e interdisciplinarias que contribuyan  a la erradicación de todas las formas de violencia contra las mujeres.

Denuncia y ayuda a denunciar estos hechos ante la Policía Nacional y el Ministerio Público. Para saber a dónde acudir y cómo presentar una denuncia, te invitamos a mirar el siguiente video.

¡Erradiquemos juntos la violencia contra la mujer!