0800-15-170
Línea gratuita - Atención las 24 horas

MENUMENU
Inicio  /  Noticia Nacional   /   Defensoría del Pueblo exige abastecimiento de medicamentos e insumos en hospitales de San Martín

Defensoría del Pueblo exige abastecimiento de medicamentos e insumos en hospitales de San Martín

4:52 pm 26/06/2020

La oficina de la Defensoría del Pueblo en San Martín exige a la Oficina de Gestión de Servicios de Salud Alto Mayo (OGESS) dar atención inmediata a los requerimientos de los directores del Hospital II-1 Moyobamba y del Hospital II-1 Rioja, los cuales se encuentran bajo su gestión, con respecto al abastecimiento de equipos de bioseguridad, medicinas e insumos, así como el pago de las remuneraciones del personal de salud que atiende en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), entre otros reclamos.

Al respecto, la institución advirtió que el Hospital II-1 Moyobamba no cuenta con disponibilidad  adecuada de medicamentos e implementos de bioseguridad para atender oportunamente a los pacientes COVID-19 y no COVID-19. Asimismo, que pese a los frecuentes requerimientos realizados a la OGESS, el abastecimiento es insuficiente, agotándose en pocos días.

De la misma manera, la oficina defensorial señaló que la planta de oxígeno del Hospital II-1 Moyobamba se encuentra inoperativa debido a falta de mantenimiento, por lo que es necesario el abastecimiento de oxígeno de forma externa (balones de oxígeno). Por tanto, mientras la autoridad de salud regional no subsane esta situación que vulnera el derecho de salud de la población sanmartiniana, se exige el inmediato mantenimiento, abastecimiento y entrega de los 40 balones de oxígeno que debieron ser transferidos por el órgano ejecutor Proyecto Especial Alto Mayo.

A estas carencias, se suman las constantes protestas realizadas por el cuerpo médico y asistencial de los hospitales de Moyobamba y Rioja. Los profesionales manifiestan que requieren 3000 muestras como mínimo para atender a 1500 ciudadanos e igual número servidores de salud en 10 días. Sin embargo, la OGESS solo les abastece de 500 pruebas de descarte para este periodo.

Asimismo, la institución tomó conocimiento que hay personal de UCI que trabaja bajo la modalidad de contrato civil de locación por terceros y que hasta la fecha no ha recibido sus remuneraciones de los meses de marzo y abril. Además, entre los 70 profesionales de la salud contagiados, 14 son médicos, 15 enfermeros y los demás son técnicos en enfermería.

La jefa de la oficina de la Defensoría del Pueblo en San Martín, Janet Álvarez, señala que los derechos de los profesionales de la salud no pueden ser afectados de esta manera, por ello exige a las autoridades responsables disponer de las medidas necesarias para asegurar la atención oportuna a sus requerimientos.

Así también, la oficina defensorial recomienda evaluar estrategias para agilizar y simplificar los procedimientos para el requerimiento y atención de medicamentos, equipos de protección personal y otros; así como disponer que un personal realice permanente coordinación con las áreas hospitalarias y se eviten desabastecimientos, lo cual conlleva a exposiciones a riesgos o peligros innecesarios.

“La disponibilidad de fármacos y equipos de protección en el Hospital II-1 Moyobamba y Hospital II-1 Rioja debe ser supervisada constantemente. Además, se debe evaluar la implementación de mecanismos sistemáticos de control y alertas sobre el uso y disponibilidad de los equipos y medicamentos puestos a disposición; así como transparentar las cantidades entregadas a través de las diversas plataformas que permitan al ciudadano conocer que los hospitales se encuentran abastecidos”, manifestó Álvarez.

Finalmente, la institución solicita a la Dirección de la Oficina de Gestión de Servicios de Salud Alto Mayo, garantizar los derechos y el pago de remuneración al personal que presta servicios en las aéreas de UCI y trauma shock del Hospital II-1 Moyobamba. Así como evitar retrasos en el pago que afecten los derechos laborales y continuidad de servicios.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en San Martín estará pendiente que se implementen estas recomendaciones que tienen como finalidad evitar la afectación de los derechos de los profesionales de la salud y de la población que requiere inmediata atención médica