0800-15-170
Línea gratuita - Atención las 24 horas

MENUMENU
Inicio  /  Noticia Nacional   /   Demandamos urgente atención ante grave contaminación que afecta a poblaciones indígenas

Demandamos urgente atención ante grave contaminación que afecta a poblaciones indígenas

6:45 pm 07/08/2019

  • Más afectados: niñas y niños con alto porcentaje de plomo en la sangre
  • MINSA constató presencia de metales pesados en personas, agua y peces.

La Defensoría de Pueblo demanda a las autoridades que se implemente un programa de dotación de alimentos libres de contaminación y agua segura para el consumo humano en las comunidades indígenas afectadas por derrames petroleros. Así como también se garantice la atención integral de la población y se aumente el presupuesto del año 2020 para el mejoramiento de los servicios públicos de saneamiento y salud, que requieran dichas comunidades.

Estas demandas se realizan tras conocerse los resultados de un estudio del Ministerio de Salud (MINSA) realizado a 391 familias de 39 comunidades nativas que habitan en zonas de influencia petrolera. La grave contaminación por metales pesados, la falta de agua y alimentos seguros, afectan la supervivencia de los pueblos indígenas. El estudio alerta que el 33.3% de la población menor de 12 años de la cuenca del río Corrientes registra valores de plomo en sangre por encima de lo permitido.

De igual modo, en la cuenca del río Pastaza, la presencia de arsénico y mercurio por encima de estos límites asciende al 58.8% y 36.6%, respectivamente, en la población menor de 12 años, señala el documento, ante lo cual la Defensoría del Pueblo demanda una inmediata atención de parte de las autoridades locales y del gobierno central ante lo que viene ocurriendo con la salud de los pueblos indígenas.

Asimismo, se encontraron concentraciones de arsénico, cadmio, plomo, mercurio y bario en diversos peces de consumo humano como la carachama, el fásaco y el sábalo. Por su parte, el agua que consumen las familias en sus viviendas registra presencia de cadmio, mientras que se halló concentraciones de arsénico y plomo por encima de los estándares de calidad en aguas de consumo humano obtenidas de un río o una pileta. Cabe resaltar que el 69% de familias participantes en el referido estudio indicaron que su vivienda se encontraba próxima a una zona donde se habían suscitado derrames de petróleo.

Dicho estudio, cuyos resultados y las medidas a adoptar deben ser informados a las comunidades del ámbito del lote petrolero –con enfoque intercultural–, también advierte que los pueblos Achuar, Kichwa, Urarinas, Kukama-Kumaria, Kandoshi y Quechua se encuentran altamente expuestos a contraer diversas enfermedades ante la presencia de metales pesados en fuentes de aire, suelo y agua, así como en sus alimentos (en su mayoría, pescados y frutas), situación que pone gravemente en riesgo su salud y supervivencia.

Finalmente, desde la Defensoría del Pueblo recomendamos que las acciones que realice el Estado para atender la problemática expuesta se implementen con la participación de las organizaciones indígenas representativas, así como con la debida transparencia y rendición de cuentas periódica sobre el cumplimiento de los acuerdos logrados en las diferentes mesas de diálogo vinculadas a la situación de los lotes petroleros 192 y 8.

Nota de Prensa Nº 240/OCII/DP/2019